Una tapicería rica. Museo del Prado

20100602212017-tapices.jpg

Willem de Pannemaker fue el gran tapicero del Renacimiento. Carlos V y Felipe II adornaron gran parte de sus palacios con obras que eran auténticas joyas, símbolo del poder de sus propietarios. Su trabajo llegó a ser más considerado que el del propio Tiziano. El Museo del Prado abre hoy al público la serie más espectacular de un género al que hasta ahora no le había dedicado ninguna exposición: Los amores de Mercurio y Herse, formada por ocho piezas tejidas con hilos de oro y seda, en las que se narra una historia inspirada en los versos de Ovidio sobre los amores del dios Mercurio, hijo y mensajero de Júpiter, con Herse, la hija del rey de Ática.


Los ocho tapices, de cuatro metros de largo por seis de alto, han sido instalados en la sala de exposiciones temporales a la que se accede por las puertas construidas por Cristina Iglesias. Perfectamente conservados, dos de ellos son propiedad del museo y el resto han sido prestados por coleccionistas particulares.

Concha Herrero Carretero, conservadora de Tapices de Patrimonio Nacional, una de las comisarias de la exposición junto a Leticia Azcue, explicó ayer que estas series de tapices hay que contemplarlas como un antecedente del cine. "Son secuencias escénicas perfectamente hilvanadas que van relatando una historia". Añadió que "en las pequeñas intervenciones de restauración que ha habido que realizar se ha podido comprobar al detalle su proceso de elaboración y la enorme riqueza de los materiales utilizados"

para su elaboración.

Gabriele Finaldi, director adjunto del museo, aseguró que esta serie es una de las más importantes del mundo por su tamaño y calidad. "Es una obra exquisita y espléndida por la cantidad de oro y plata con la que está primorosamente realizada. Hay que fijarse en esos paisajes y en esos héroes de la mitología que componen una secuencia de una belleza tan rara como insuperable. Su contemplación ejerce una fascinación que muy pocas veces se consigue".

Los amores de Mercurio y Herse. Una tapicería rica de Willem de Pannemaker. Museo del Prado. Paseo del Prado, s/n. Desde hoy y hasta el 26 de septiembre. De martes a domingo de 9.00 a 20.00. Tarifa general: 8 euros en taquilla. Más información en www.museodelprado.es . Tel. 902 107 077.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

02/06/2010 21:20 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

rodurosa

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.