Facebook Twitter Google +1     Admin

El Bosco. La exposición del V Centenario

20160523213129-250px-jheronimus-bosch-cropped-.jpg
Los reyes Felipe VI y Letizia y la princesa Beatriz de Holanda inaugurarán el próximo 30 de mayo la exposición de El Bosco en el Museo del Prado de Madrid, que conmemora el quinto centenario del fallecimiento del maestro holandés.
’El Bosco. La exposición del V centenario’ será la muestra más completa de obras del artista, ya que, además del importante grupo de pinturas que se conservan en El Prado, contará con préstamos excepcionales, como ’Camino del Calvario’, de Patrimonio Nacional, en El Escorial; el dibujo de ’Hombre-árbol’, de la Albertina; ’San Juan Bautista’, de la Fundación Lázaro Galdiano; ’La coronación de espinas’, de la National Gallery de Londres, o el gran ’Tríptico de las tentaciones de san Antonio Abad’, del Museu Nacional de Arte Antiga de Lisboa.
Estas obras se unirán a otras procedentes de importantes instituciones de Berlín, Venecia, Rotterdam, París, Nueva York, Filadelfia o Washington. 
Además, como parte del completo y extenso programa de actividades para este quinto centenario se están produciendo un documental, dirigido por José Luis López-Linares, y un cómic, a cargo del dibujante Max.

La polémica surgida sobre la autoría de las obras La extracción de la piedra de la locura, Las tentaciones de San Antonio Abad y Mesa de los pecados capitales puesta en duda por el Proyecto de Investigación y Conservación de El Bosco, dirigido por Matthijs Ilsink, no empañará la importancia de poder contemplar reunidas todas las obras maestras del artista, fallecido en 1516.

Junto a estas tres pinturas, el Prado custodia La Adoración de los Magos, de su etapa final y considerada como una de las de mayor calidad, El carro del heno y El jardín de las Delicias, la obra más afamada, enigmática y singular de las que realizó el artista. Atesorar estas seis obras hace que el Prado tenga la colección más importante del pintor y se convierta en "la casa" del Bosco.

Cuando a comienzos de este año se hicieron públicas las consideraciones del Proyecto de Investigación y Conservación, el Prado hizo público un comunicado en el que afirmaba que respetaba el estudio pero disentía de sus conclusiones.

En museo anunciaba entonces que expondría sus argumentos y daría respuesta a las objeciones señaladas por el Proyecto de Investigación holandés "por escrito, siguiendo los cauces habituales de la historia del arte", en el texto del catálogo publicado con motivo de la muestra, en el que se podrán conocer las conclusiones que determinan que estas obras han salido de la mano del Bosco, algo de lo que nunca se ha dudado en el Prado.

Además, Pilar Silva, comisaria de la exposición y jefe de Departamento de Pintura española (1100-1500) y Pintura flamenca y Escuelas del norte, explicará y atenderá a las cuestiones que se planteen por parte tanto de los medios de comunicación españoles como por los numerosos periodistas extranjeros que se han acreditado a la presentación de la muestra, que tendrá lugar el próximo viernes.

Pero los verdaderos protagonistas serán los principales trípticos creados por El Bosco, incluyendo el préstamo excepcional del Tríptico de las Tentaciones de San Antonio del Museo de Arte Antiga de Lisboa, así como La coronación de espinas (Los improperios), de la National Gallery de Londres, o Cristo con la cruz a cuestas de El Escorial, obras que sólo se podrán ver juntas en el Prado.

A estas se unirán piezas procedentes de instituciones como el Albertina y el Kunsthistorisches Museum de Viena, el Museum of Fine Arts de Boston, The Metropolitan Museum of Art de Nueva York, la National Gallery de Washington, el Musée du Louvre de París o el Polo Museale del Veneto de Venecia, entre otros.


En un montaje algo laberíntico que desde el Prado han calificado de sorprendente y espectacular, y que permitirá prácticamente rodear los trípticos para que el visitante los contemple en todo su esplendor, el recorrido estará dividido en cinco secciones de carácter temático a las que se añadirá un apartado dedicado a los dibujos.

La muestra del Prado cogerá el testigo de la celebrada en el Noordbrabants Museum de Bolduque, de Hertogenbosch, ciudad natal del artista, que desde que se inauguró el 13 de febrero hasta su clausura el 8 de mayo recibió 421.700 visitantes.

En Madrid, además del calificado por la comisaria como "maravilloso" tríptico de Las tentaciones de San Antonio Abad procedente de Lisboa, se podrá disfrutar de La coronación de espinas, de la National Gallery de Londres, y de una "importantísima obra" y una de las favoritas de la comisaria, el dibujo de El hombre-árbol de la Albertina "para mí absolutamente increíble".

Pilar Silva será la encargada de hablar de las obras sobre las que ha surgido la polémica y de las razones para mantener una autoría que desde el museo nunca se ha cuestionado.

En la explicación de la Extracción de la piedra de la locura que aparece en la página web del Prado se afirma que la pintura perteneció a la colección real española y que fue inventariada por vez primera en 1794 cuando se encontraba en la finca del duque de Arco, propiedad de la corona.

El Prado considera Las Tentaciones de San Antonio Abad una "obra de madurez y autógrafa, de gran calidad técnica" que Felipe II envió a El Escorial, desde donde ingresó en el Museo del Prado. La tabla de la Mesa de los pecados capitales, de carácter moralizador, se incluye entre las producciones tempranas del pintor.

23/05/2016 21:31 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

75º edición de la Feria del Libro de Madrid

20160523213757-13164213-480868642109841-3067741229405591723-n.jpg

 

La 75º edición de la Feria del Libro de Madrid arranca este viernes 27 de mayo y se prolongará hasta el 12 de junio, con Francia como país invitado y el IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes como uno de los ejes centrales de esta edición. La feria contará con 367 casetas y 479 expositores, además de 26 organismos oficiales, 10 distribuidores, 63 libreros especializados, 56 libreros generales y 177 editores de Madrid. El encargado de presentar el evento ha sido su director, Teodoro Sacristán, que ha estado acompañado por Celia Mayer, delegada del Área de Cultura y Deportes, Reyes Díaz-Iglesias, presidenta de la Feria, y el embajador francés, Yves Saint-Geours.
Sacristán ha señalado que "no hay más previsiones que esperar que el público acuda y compre" y ha resaltado que en los últimos años esta cita ha tenido buenos resultados, a pesar de la situación del sector editorial. Ha resaltado el hecho de que, a pesar de las cifras de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) que cifran en alrededor de un dos por ciento de incremento en las ventas de 2015, las librerías aún tienen "poco tráfico", a excepción de los "picos de venta", como son Navidad, Sant Jordi y la Feria del Libro.

Este año, la dotación presupuestaria es de 1,1 millones de euros, una cifra similar a la de otros años y, en cuanto al lema, se ha escogido una cita de la novela ’El lado frío de la almohada’, de Belén Gopegui: "Porque no se imagina en el aire. Porque imaginar tiene que ver con hacer, con poder hacer".

Cervantes, Cela, Blas de Otero, Pessoa y los refugiados

Para conmemorar el IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes la feria acogerá actos tanto dentro como fuera del recinto del Parque del Retiro, ha señalado Mayer. Entre otros, tendrá lugar una conversación entre el hispanista y cervantista francés Jean Canavaggio, Jorge García López y Francisco Florit Petit y la representación de la obra teatral ’Cervantes en el Parnaso’ en la Casa de Vacas del Retiro, que desarrolla una dramatización donde la poesía y la prosa se entremezclan entre personajes que se integran en el relato de ’Viaje del Parnaso’.

La feria también dedicará una velada poética a Blas de Otero, con motivo del centenario de su nacimiento, mientras que la Embajada de Portugal y la Casa Fernando Pessoacelebrarán un acto en torno a la relación del escritor luso con España, también en el marco de la feria. 

Camilo José Cela compartirá protagonismo con Cervantes y para celebrar el centenario de su nacimiento, la Universidad de Alcalá ha organizado, dentro de sus cursos de verano, la primera etapa del ’Journey to the Alcarria’ que comenzará en el mismo punto en que Cela comenzó su viaje en 1946: el Retiro.

Además, la crisis de los refugiados también tendrá un espacio en la 75º edición de la Feria del Libro con la exposición de fotografía ’Caminos del exilio’, así como la mesa ’Cinco años de revolución y de conflicto en Siria’, en la que participará el especialista en Islam contemporáneo Jean Pierre Filiu.

Por otro lado, la feria recupera una tradición de sus primeras ediciones denominada ’El micro’, en la que cada día un librero, un editor o un escritor hace su particular elogio del libro y la lectura, así como diversas actividades infantiles, entre las que tendrán lugar en el pabellón de Francia, país invitado.

Acento francés en la feria

El embajador de Francia, Yves Saint-Geours, ha presentado varias de las actividades organizadas por el Institut Français y la Embajada de Francia, en las que participarán nombres como Marc Lévy, Régis Debray, Maylis de Kerangal, Michel Serres, Jean Noël Jeanneney o Virgine Despentes. Entre otras actividades, destacan las jornadas profesionales en torno al sector editorial de Francia y España, en las que se abordará la acción política, los programas de apoyo y la industria infantil. En palabras de Saint-Geours, se mostrará una "dinámica muy positiva" del sector, a pesar de "un contexto en el que se habla de monotonía".

En este sentido, ha señalado que a pesar de que se habla del "culto" a la cultura anglosajona, las estadísticas muestran que España compró el doble de derechos de libros franceses que de publicaciones estadounidenses, por lo que vaticina un "futuro luminoso" tanto para la cultura francesa como la española.

 

23/05/2016 21:26 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Restauración de la Sala Capitular del Monasterio de las Comendadoras

4

La presidenta regional de Madrid, Cristina Cifuentes, ha visitado el Monasterio de la Real Orden de las Comendadoras de Santiago el Mayor y los trabajos de restauración que, en colaboración con otras administraciones, se han llevado a cabo en la Sala Capitular para recuperar la estructura del forjado y la decoración en papel de los techos y pared, que presentaba pérdidas.

Cifuentes ha agradecido la labor de los profesionales que ha permitido la recuperación de esta joya del barroco madrileño y muy especialmente de Emanuela Giambini, Premio Cultura de la Comunidad de Madrid en Patrimonio Histórico, que se ha encargado de la dirección facultativa y “ha llevado este ingente trabajo con tanta dedicación y extraordinaria profesionalidad”.

La presidenta ha explicado que la intervención en la Sala Capitular comenzó el pasado año y ha supuesto la retirada de la instalación eléctrica que se encontraba en un estado precario y que suponía un riesgo para la sala y los bienes culturales que alberga, de forma que se consolidó el forjado del techo y se restauró el papel, lo que exigió un minucioso estudio histórico y documental. “El resultado es la espléndida sala que hoy presentamos para quienes quieran disfrutar de esta joya de nuestro barroco”, ha destacado la presidenta, quien ha recordado que la Dirección General de Patrimonio Cultural, ha destinado 9,7 millones de euros en los últimos 20 años para restaurar este conjunto conventual, en colaboración con los ministerios de Cultura y Fomento.

5

En este sentido, ha destacado su compromiso por salvaguardar el patrimonio de los madrileños y por ello la Comunidad de Madrid ha apoyado ante el Ministerio de Fomento la concesión del 1,5 por ciento cultural que supondrá una inversión, en colaboración con la Fundación Comendadoras, de más de 693.000 euros destinados a la restauración de la sala multifunción y espacios anexos.

Cifuentes ha precisado que la Comunidad de Madrid va a invertir este año más de seis millones de euros en una treintena de proyectos, entre los que destacan la restauración del Monasterio de Santa María la Real en Pelayos de la Presa, un conjunto monacal que constituye una de las escasas construcciones de finales del siglo XII y XIII que se conservan en la región y que está declarado BIC.

Otro de los proyectos es la recuperación de las caballerizas del conjunto histórico de Nuevo Baztán, también declarado Bien de Interés Cultural, donde este año se concluirá la consolidación de la fachada oeste de la Plaza de las Fiestas, y la restauración del Castillo de Puñonrostro, en Torrejón de Velasco, un BIC sometidos a la restauración de los muros que se hará en pequeñas fases para hacer compatibles las obras con la preservación del cernícalo primilla, presente en la zona.

LA CULTURA, SEÑA DE IDENTIDAD

3

La presidenta regional ha destacado que muestra del compromiso de su gobierno con la cultura y el patrimonio es la modificación de la Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid de 2013, que se está tramitando “con el fin de incrementar la conservación y protección del patrimonio histórico potenciando la participación de los ayuntamientos en tan importante área”.

En este sentido, Cifuentes ha afirmado que el patrimonio cultural es un elemento fundamental en la identidad de los madrileños y uno de los principales atractivos turísticos de la región y, por ello, en este nuevo proyecto de ley se ha dado especial relevancia a las medidas destinadas a su conocimiento y valoración, así como al fomento de la accesibilidad al mismo.

“La conservación y restauración del patrimonio cultural madrileño es una de las prioridades del Gobierno regional. La cultura, en todas sus dimensiones, tanto por su extraordinario patrimonio histórico, su dinamismo, como por su importancia socioeconómica, es una seña de identidad para la Comunidad de Madrid que entre todos debemos mantener, cuidar y preservar”, ha concluido.

23/05/2016 21:25 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Hace 400 años murió Cervantes

20160423232841-cervantes.jpg

El escritor supremo, el autor de Don Quijote de la Mancha, el Príncipe de los Ingenios españoles, Miguel de Cervantes Saavedra, murió en Madrid el 23 de abril de 1616. HOY se cumplen 400 años de su fallecimiento. Su deceso se produjo cuando le faltaban poco más de cinco meses para cumplir 69 años. Una edad muy por arriba del promedio de vida que la gente tenía hace cuatro siglos. Su primer gran biógrafo moderno, Martín Fernández de Navarrete, escribió en 1819 lo siguiente: “Con serenidad de ánimo otorgó su testamento…Mandóse enterrar en las monjas trinitarias, que se habían fundado cuatro años antes en la (calle) del Humilladero, por su predilección que siempre tuvo a esta orden sagrada…Después de haber hecho estas disposiciones y otras sobre los sufragios de su alma, murió en el sábado 23 del mes de abril y año de 1616.” Como en esta ocasión del 400 aniversario, que también será sábado. Posteriormente, en 1633, las monjas trinitarias establecieron su convento en la calle de Cantarranas, al que trasladaron los huesos de las personas que estaban sepultadas en su primitiva residencia. “Es natural que los restos de Cervantes tuviesen igual suerte y paradero”, conjeturó Fernández de Navarrete en 1819. En otro pasaje, el mencionado biógrafo anotó: “Su funeral fue pobre y obscuro: ninguna lápida ni inscripción ha conservado la memoria del lugar en que yace; ni en los tiempos posteriores… ha habido quien intente honrar las cenizas de aquel varón insigne con un sencillo y decoroso mausoleo”. Esto escribió Fernández de Navarrete hace casi dos siglos. Hoy, en justicia y por fortuna, las cosas han cambiado radicalmente. Hacia finales del siglo XVIII, un profundo conocedor de El Quijote, el apasionado e insigne cervantista inglés Juan (así ponía él su nombre, Juan) Bowle, observó algo que hasta entonces nadie había notado: Que Miguel de Cervantes y William Shakespeare murieron oficialmente en la misma fecha: el 23 de abril de 1616, aunque con diez de diferencia. ¿Cómo está eso? Muy sencillo. En el siglo XVII España e Inglaterra se regían por calendarios diferentes. La patria de Shakespeare, cuando él murió, mantenía aún el antiguo calendario juliano, implantado en tiempo de los romanos por Julio César, que consideraba bisiestos todos los años múltiplos de cuatro, aunque correspondieran a fin de siglo. En cambio, España adoptó a partir del 15 de octubre de 1582 el calendario gregoriano, establecido por el papa Gregorio XIII. La modificación consistió en considerar sólo como bisiestos los años divisibles por cuatro, para con este ajuste hacer más exacta la medición del tiempo, en función del movimiento de nuestro planeta en torno al sol. Cuando la patria de Cervantes dejó el calendario juliano, pasó de un día a otro del 4 al 15 de octubre. Diez días que oficialmente no existieron en España. Lo mismo sucedió en Inglaterra cuando adoptó el calendario gregoriano, 170 años después de que lo hizo España. Hechas las anteriores consideraciones, tenemos entonces que si bien Cervantes y Shakespeare murieron ambos, cada uno según su respectivo calendario, el 23 de abril de 1616, el inglés realmente falleció diez días después de Cervantes, es decir, el 3 de mayo de 1616 de acuerdo al calendario gregoriano. Algo verdaderamente sorprendente: Que los dos más grandes escritores de todos los tiempos hayan fallecido, al menos oficialmente, exactamente en la misma fecha. Razón por la cual la UNESCO estableció el día 23 de abril como el Día Internacional del Libro.

23/04/2016 23:25 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El Bosco. La exposición del Centenario

20160328203210-1500-bosch-garden-center.jpg

Para conmemorar el V centenario de la muerte de El Bosco se celebrará una muestra monográfica que gracias al importante grupo de obras que conservan el Prado y las colecciones españolas, contará con los principales trípticos creados por El Bosco, incluyendo el préstamo excepcional del Tríptico de las Tentaciones de San Antonio del Museo de Arte Antiga de Lisboa, y otros procedentes de importantes instituciones como el Albertina y el Kunsthistorisches Museum de Viena, el Museum of Fine Arts de Boston, The Metropolitan Museum of Art de Nueva York, la National Gallery de Washington, el Musée du Louvre de París o el Polo Museale del Veneto de Venecia, entre otros.

La muestra se dividirá en cinco secciones de carácter temático a las que se añade una sexta sección dedicada a los dibujos. Como introducción, se situará al pintor y a su obra en su ciudad –que para él fue casi como su seña de identidad– y junto a unos artistas que trabajaron al mismo tiempo en ella como Alart du Hameel o Adriaen van Wessel. Y como epílogo, la última sección acogerá una selecta representación de obras en las que se evidencian la influencia que el pintor de Hertogenbosch ejerció tras su muerte a lo largo del siglo XVI y el gusto por “lo bosquiano” que se manifestó en toda la centuria.

Como complemento a estas secciones en las que se dividirá la obra de El Bosco se incluirán pinturas, miniaturas, dibujos, entalladuras, grabados a buril, en los que se representan algunos de los temas abordados por él –particularmente el infierno y los pecados–, bien como antecedente, en paralelo y en algún caso como fuente, a fin de que se puede llegar a comprender mejor el trasfondo en el que se gestaron las pinturas de El Bosco o la personalidad de alguno de sus comitentes como Engelberto II de Nassau.

31.05.2016 - 11.09.2016

28/03/2016 20:32 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

FELIZ PASCUA

27/03/2016 21:12 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris