Facebook Twitter Google +1     Admin

Tenebrae factae sunt

11/03/2020 10:25 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

O magnum mysterium

01/03/2020 17:32 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Musica Cuaresmal

26/02/2020 13:56 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El retrato según Rembrandt en el Museo Thyssen

20200217140938-71496-unnamed-3-thumb-570.jpg

Desde este martes hasta el 24 de mayo, el Museo Thyssen expone por primera vez en España un recorrido por la faceta de retratista de Rembrandt.

En una exposición que gira en torno al retrato, y que ha sido presentada este lunes, la pinacoteca aborda un género en el que uno de los pintores más relevantes del siglo XVII holandés alcanzó también la gloria.

La muestra reúne 39 retratos así como obras de otros artistas contemporáneos que ejercieron su labor pictórica en Ámsterdam. En total, el recorrido permite contemplar 80 pinturas, 16 grabados y una plancha de grabado, algunas de ellas piezas nunca antes vistas en Europa.

"Cuando Rembrandt llegó a Ámsterdam a principios de la década de 1630, había ya en la ciudad retratistas como Thomas de Keyser o Frans Hals -residente en la cercana localidad de Haarlem pero con clientes en la capital-, que respondían a una alta demanda del mercado", explica el Thyssen.

La exposición, comisariada por Norbert E. Middelkoop, conservador del Museo de Ámsterdam, "permitirá descubrir la variedad y calidad de estas obras y familiarizarse con las historias que hay detrás de los personajes retratados: parejas casadas, artesanos trabajando, niños, eruditos, hombres de negocios, los propios pintores, así como destacados retratos de grupo".

17/02/2020 14:09 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

De Sorolla a Plensa, Masaveu Peterson llega a Madrid

La fundación de la colección privada abre su sede en la capital con una exposición que recorre las obras de algunos de los pintores españoles más importantes del siglo XIX y que podrá visitarse gratuitamente

Sede Fundación María Cristina Masaveu Peterson de Madrid. Foto: FMCMP_MarcosMorilla

No es la primera vez que la Fundación María Cristina Masaveu Peterson (FMCMP) se aloja en la ciudad. Ya lo hizo el pasado mes de diciembre con nombre de mujer, Julia, de la mano de Jaume Plensa. Ahora, no muy lejos de aquella, inaugura sede propia en la calle Alcalá Galeano con una exposición que, desde Goya hasta el modernismo, recorre las obras de algunos de los pintores españoles más importantes del siglo XIX. Concebida como una muestra de “largo recorrido”, según nos cuenta la directora del espacio, Ester Rodríguez, piezas de Federico Madrazo, Sorolla, del que la colección exhibe un total de 25 pinturas, Zuloaga, Ramón Casas o Angada Camarasa, entre otros muchos, se dan cita en esta exposición comisariada por Javier Barón.

Pintura española del siglo XIX. De Goya al modernismo, así se titula, está compuesta por un total de 117 pinturas, de las que 80 pertenecen a la colección privada de la familia Masaveu, propietaria de uno de los fondos artísticos privados más importantes de España. “A lo largo de la exposición –indica Rodríguez- verán que además de las piezas de la colección hay obras de la Fundación que se han ido adquiriendo para completar el recorrido”.

En este sentido, añade su comisario, la muestra es “fruto de una labor coleccionista continuada, en la que tuvo especial relevancia la figura de Pedro Masaveu Peterson, el hermano de María Cristina, que adquirió todo el núcleo de Sorolla y algunos de los cuadros más relevante. Esta labor complementaria ha permitido con el paso de los años contar con un núcleo muy importante de artistas del siglo XIX español. En general las colecciones son mucho más amplias pero esta parte en concreto es bastante elocuente y bastante exhaustiva”, reflexiona.

De Goya al último tercio de siglo

La muestra que arranca con Banderilleros (1793) de Francisco Goya, un retrato de Agustín Esteve de Francisco de Borja Téllez-Girón y varias obras de Zacarías González Velázquez y Vicente López, está marcada en este inicio además por los paisajes de Manuel Barrón o Eugenio Lucas Velázquez y los retratos de Federico de Madrazo y Carolus-Duran, “el único artista no español” incluido en la exposición. Autor de El pintor Francisco Bushell, una de las obras inéditas, adquirida en Subastas Segre en 2018, “este cuadro tan menor es sin embargo una obra muy interesante del artista francés”, puntualiza Javier Barón, que pasó “parte de su vida en Toledo y Madrid”, y fue “maestro de algunos pintores como Ramón Casas o amigo del propio Bushell”. A este primer bloque pertenece además un Rosales, Aldeanas de las cercanías de Roma, que permanecía “en paradero desconocido desde hace más de cien años”. Aparecido sin marco y adquirido bajo subasta en Madrid, “es un ejemplo de recuperación de una pintura interesante de una época del artista menos conocida que la época final de su vida”.

Foto: FMCMP_MarcosMorilla

A continuación, el recorrido continúa con el último tercio del siglo, “en un momento en que la pintura adquiere una complejidad creciente y hay varios estilos y varias corrientes”. Géneros como el histórico con pintores como Francisco Domingo o Ignacio León y Escosura, pero también obras de Carlos de Haes, Martín Rico o Mariano Fortuny, en su vertiente más realista, o de Aureliano de Beruete, José Moreno Carbonero o Eliseo Meifrén, en la naturalista, ocupan esta sección y prueban ese gusto por las atmósferas luminosas tan «característico» de la colección. «Ese gusto por la pincelada amplia y la captación de la luz –analiza su comisario- explica que su núcleo sea justamente la pintura de Sorolla pero también da lugar a que aparezcan otras obras sorprendentes como la de Meifrén, las de Cecilio Pla o los de Beruete, como ese paisaje de Grindelwald que él hace en apenas una sesión”.

Antes de llegar a Sorolla, una última sala recorre distintas imágenes de mujeres desde las clases más humildes como ¡Loca!, de José Jiménez Aranda o Niña valenciana en Domingo de Ramos, de Ignacio Pinazo, hasta las clases altas como la obras de Dionisio Baixeras, José Villegas o la pintura de Fernando Álvarez de Sotomayor, Los señores de Saridakis, en “una de las primeras visiones de protagonismo de coches que tenemos”, apunta.

Sorolla, el plato fuerte

Pero posiblemente, el núcleo más importante de la colección, el corazón de la sede de la Fundación, sea el dedicado a Joaquín Sorolla, por quien Pedro Masaveu Peterson sentía verdadera devoción hasta el punto de que “esta es la tercera colección del mundo más conocido de Sorolla”, enfatiza Barón. No en vano, el coleccionista llegó a atesorar hasta casi medio centenar de sus pinturas, de las cuales 25 se encuentran exhibidas para la ocasión. Desde La reina doña Mariana de Austria (1884), “la mejor imitación de Velázquez en su primera juventud, en la que ya se puede apreciar cómo estudiaba a este maestro” hasta los grandes cuadros de Cosiendo la vela, los paisajes de las playas de Valencia, los tres estudios de ¡Triste herencia! o los retratos como Mi mujer y mis hijas en el jardín, El remero o El actor francés Ernest Coquelin Cadet, permiten al espectador recorrer la obra y evolución del artista en algunas de sus vertientes.

Finalmente, varias piezas de Zuloaga, Evaristo Valle, Julio Romero de Torres o la última obra que pintó Dario de Regoyos, completan esta exposición que concluye con el Modernismo y el Postmodernismo de Cataluña con creaciones de Santiago RusiÑol, Ramón Casas o, otro de los núcleos fuertes de la colección, Hermen Anglada-Camarasa

 

Ubicada en un antiguo palacete de 1920, que fue además hotel, los arquitectos Rafael Masaveu y Carolina Compostizo han rehabilitado este edificio para el que se han conservado aquellos elementos de protección especial como la fachada principal o su escalera de caracol.

En su patio, visible desde varias plantas, luce la inmensa escultura de Jaume Plensa, Silencio, de 14 metros de altura. Se trata este de “un proyecto de creación artística”, para la que el artista sólo tuvo una condición: el espacio. “Él ha concebido esta pieza, dos metros más alto que Julia, y es la primera vez que hace un relieve de estas dimensiones. La obra la ha titulado Silencio, es una niña, al igual que Julia, tapándose el rostro, que invita al recogimiento –explica Ester Rodríguez-. El material es el mismo, luego lo pinta con una pintura que está realizada a base de polvo de mármol”.

Su pieza, junto a la de Blanca Múñoz, Altiva, colgada del hall, son las dos únicas obras encargadas para la apertura de esta nueva sede que, explica su directora, ha sido creada “con la intención de obtener un espacio en el que poder hacer difusión de todas las actividades de la Fundación en torno a sus tres pilares fundacionales: la cultura, la investigación y la formación”.

La FMCMP es una fundación española cultural privada sin ánimo de lucro creada en 2006 por María Cristina Masaveu y cuenta con la gestión de la colección de la familia Masaveu, a la cabeza de un grupo empresarial radicado en Asturias. Para la inauguración del centro, junto a esta iniciativa de puertas abiertas de la exposición Pintura española del siglo XIX. De Goya al modernismo, que finalizará el 5 de enero, se incluye un servicio de audioguía gratuito además de 17 visitas guiadas a la semana y una conferencia, el 5 de noviembre, impartida por Javier Barón. Concebida como una muestra de largo recorrido “porque es una colección, la del siglo XIX, que no se ha visto, el siguiente proyecto será de la colección Masaveu pero del siglo XX”, anuncia Rodríguez.

07/02/2020 08:48 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

2020: el año de Beethoven

 

Ludwig van Beethoven murió de cirrosis a las cuatro de la tarde del 26 de Marzo de 1827 en Viena. Sus funerales, tres días más tarde, paralizaron la capital del Imperio. Ese día cerraron las escuelas y asistieron 15.000 personas. Los soldados del Cuartel de Asler pusieron orden a la salida del ataúd y la procesión arrancó a las tres de la tarde. Entre quienes portaron el féretro estuvieron grandes personalidades, igual con las antorchas, una de ellas en manos de un compositor, muy joven que empezaba a darse a conocer: Franz Schubert, que murió un año más tarde. El servicio se realizó en la Catedral de San Esteban, las puertas no se abrieron a la multitud hasta tanto el féretro no estuvo instalado, 9 sacerdotes oficiaron la ceremonia. 200 coches siguieron la procesión que terminó en el Cementerio de Währing, en las afueras de Viena.

Jamás el funeral de un músico había revestido tales características, que solo fueron superadas por el de Verdi en Milán en 1901.

Al morir tenía 57 años. El músico más importante de su tiempo, apreciado y respetado por sus contemporáneos, fue el típico representante de la generación de grandes ideales universales y apasionadas declaraciones de principios. Un revolucionario que plasmó en su obra la ruptura ideológica y política generada por la Declaración de los Derechos Humanos y la Revolución francesa.

Dedicarse a la música: un deber

Beethoven nació en Bonn el 16 de diciembre de 1770. Su infancia fue muy distinta a la de Mozart. Para él la música “no fue la expansión serena de la vida, sino algo que le exigió sacrificio, sangre, sudor”. Su padre, un músico mediocre y borracho, quiso hacer de él un nuevo Mozart: “Yo no tenía una predisposición natural para la música, la facilidad no se correspondía con el deseo”.

Pero lo consiguió. Su padre fue su primer maestro, luego secundado por Tobías Pfeiffer, su compañero de juergas: “Fue un milagro que aquellas lecciones, dadas por un par de maestros borrachos, a altas horas de la madrugada, no acabaran con mi interés por la música”. Un nuevo maestro, Christian Neefe, sí lo vio: “Este joven genio merece que se le apoye… será un segundo Mozart”.

A los 17 fue enviado a Viena, conoció a Mozart: “Oídle, ¡Este muchacho dará qué hablar”. El viaje terminó por la muerte de su madre.

El pianista de Viena

A los 22 años se instaló definitivamente en Viena. Se convirtió en una celebridad, no como compositor sino como pianista. En la capital musical de Europa había 300 pianistas profesionales y 6.000 estudiantes del instrumento. Pero Beethoven tocaba distinto y sus interpretaciones apasionadas desbordaban el estilo en boga. Empezó a darse a conocer como compositor. En sus obras había algo muy personal que ponía tierra de por medio con el clasicismo de Mozart y de quien entonces era su maestro: Haydn, que también dejó constancia de la genialidad del discípulo.

Beethoven era la gran novedad y legendaria su facilidad para improvisar al piano.

Tres estilos

La musicología dividió su obra en tres estilos, muy ligados a su vida. El primero, Clásico, va de su infancia hasta 1799. El segundo, Heroico se inicia en 1800, abre las puertas del romanticismo y se relaciona con la aparición de la sordera, de él procede la mayor parte de sus obras “populares”: los Conciertos para piano 4º y Emperador, el para Violín, las Sinfonías Heroica, Quinta y Pastoral, la Sonata Primavera para violín y piano, Las Sonatas para piano Patética, Appassionata y sobre todo la Claro de Luna, y la Bagatela Para Elisa. El último estilo, Reflexivo, sobre cuya fecha de iniciación no se ponen de acuerdo los expertos, corresponde al final de su vida con sus obras más profundas e inquietantes: los últimos Cuartetos para cuerdas, la Novena Sinfonía, la Missa Solemnis, la Sonata Hammerklavier, las tres últimas sonatas para piano, y las Variaciones Diabelli.

La verdad es que el conjunto de los cinco Conciertos para piano y el de Violín, las 32 Sonatas para piano, las de Violín y piano, Violonchelo y piano, sus Lieder, Cuartetos para cuerdas, la Missa, Fidelio su única ópera, música incidental para teatro y un largo etcétera marcan un antes y un después en la historia. Son el punto de referencia para entender el pasado el futuro, y el reconocimiento de la música como una de las grandes creaciones del hombre.

Un compositor casi sin secretos

Como pionero del romanticismo, la posteridad hizo de él un héroe. Casi un santo. Un mártir que compuso en medio de la sordera, víctima de un padre abusador y un incomprendido: todo eso es verdad.

Sin embargo, justamente por la sordera es de los grandes compositores de quien más se sabe. Dejó el legado de su Testamento de Heiligenstadt, testimonio de sus pensamientos suicidas y la misteriosa Carta a la amada lejana y Diarios. Pero sobre todo 137 cuadernos de conversación; algunos deliberadamente desaparecidos para preservar su imagen y otros abusivamente adulterados; pero permiten tener su retrato bastante fidedigno: poco amigo del aseo personal desde la infancia –“Cuando sea famoso eso a nadie le va a importar”– huraño y malgeniado, con mucho amor propio, amigo de fisgonear por las ventanas, mal patrón de sus empleadas del servicio, de quienes desconfiaba y a quienes atacaba con lo que encontraba a mano. Él mismo se encargaba de hacer el mercado y solo compraba lo que estaba en rebaja. Su comida favorita era el pescado seguido de los macarrones con queso parmesano y el asado de ternera. Prefería los vinos dulces a los secos. Con frecuencia, por no tener criada, cocinaba para sus invitados y servía verdaderos desastres, pero no le importaba, hablaba sin parar y era amigo de los malos chistes. Amigo de visitar establecimientos de mala reputación, prefería hacerlo entre las 3:30 y 4:00 de la tarde.

Mal miembro de familia, intentó quedarse con la custodia de su sobrino Karl porque aborrecía a su cuñada. Cuando lo consiguió acosó de tal manera al muchacho que este intentó suicidarse.

Pero, qué se le va a hacer, si era un genio.

Los festejos en el mundo: Beethoven 250

Para las celebraciones, el gobierno alemán ha destinado la nada despreciable suma de 42 millones de euros. Habrá miles de conciertos, exposiciones y simposios cuyo centro de gravedad, desde luego está en Bonn, su ciudad natal, donde los eventos se iniciaron el pasado 16 de diciembre y van hasta el 17 de diciembre, fecha de su bautismo.

En Viena, donde vivió la mayor parte de su vida, ocurrirá lo propio. Igualmente con Londres, ciudad que jamás visitó, pero le encargó la Novena Sinfonía.

23/01/2020 18:23 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

FELIZ 2020

01/01/2020 18:07 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Feliz Navidad

28/12/2019 20:28 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

O Holy Night

23/12/2019 10:23 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

NOCHE DE PAZ

21/12/2019 21:54 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Mi burrito Sabanero

14/12/2019 12:01 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris