Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2010.



Presidencia española de la Unión Europea

20100106121104-logo-trio-europa.gif
El artista madrileño Daniel Canogar inauguró hoy junto a la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, la instalación «Travesías» que pretende ser reflejo de las transformaciones de la Unión Europea y permanecerá expuesta en el atrio del edificio Justus Lipsius de Bruselas, sede del Consejo Europeo, durante los seis meses que dure la Presidencia Española de la Unión.
La vídeo-instalación se ha realizado en una pantalla de LEDS de 33 metros de largo por 1,65 metros de ancho creada especialmente para el espacio del Consejo y traza en el aire una forma ondulante en la que se pueden ver imágenes de multitud de personas andando o arrastrándose por el suelo.
"Para mí es una metáfora de las profundas transformaciones que hemos testimoniado como miembros de la Unión Europea", dijo Canogar durante la presentación del proyecto, inspirado en el tránsito constante de personas que visitan el Consejo.
"Quiere recordar a los usuarios y visitantes del edificio los obstáculos, incertidumbres y esfuerzo requerido para avanzar en momentos de transición y la satisfacción de descubrir nuevos caminos", explica el autor. "Es una excelente manera de expresar cómo ven los españoles la Unión Europea", apostilló por su parte el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido.
Poco antes de inaugurar la instalación de Canogar, la ministra ha presentado la amplia agenda cultural que se desarrollará durante los seis meses de la Presidencia Española de la Unión Europea. El objetivo del Departamento es mostrar la "valiosa y plural herencia cultural de España y conectarla con la modernidad y la innovación".
Durante este semestre se celebrarán dos reuniones de ministros de Cultura de la Unión Europea. Un Consejo informal, el 31 de marzo en Barcelona, que irá precedido por un gran encuentro entre sociedad civil y autoridades públicas sobre el desarrollo de las industrias culturales en el ámbito Europeo. Y un Consejo de Ministros que tendrá lugar el 11 de mayo en Bruselas, en el que se abordarán temas como la contribución del sector de la cultura aldesarrollo regional y local, la cultura como motor del cambio del modelo económico o el desarrollo de los contenidos digitales, entre otros.
El Ministerio de Cultura coordinará varias reuniones de alto nivel sobre temas como la protección del patrimonio cultural europeo, la digitalización de la exhibición cinematográfica, la movilidad de artistas y la recuperación y difusión de las obras huérfanas en el entorno cultural actual.
Entre las citas culturales más importantes que se llevarán a cabo durante la Presidencia Española, destaca la Gala Inaugural de la Presidencia Española de la Unión Europea, en el Teatro Real de Madrid el próximo día 8 de enero, con las actuaciones de Tamara Rojo y María Pagés. También se rendirá tributo a los grandes museos de Europa, que forman parte del Comité Internacional de Salvamento del Tesoro Artístico Nacional. Asimismo, se celebrará el congreso 'Patrimonio, Guerra Civil y Postguerra', entre los días 25 y 27 de enero en el Museo del Prado.
Moda y arteVeinte modistos españoles, belgas y húngaros hermanarán la moda con la literatura de sus respectivos países en la exposición «20 trajes para Europa: Diseñadores dialogan con la literatura», una muestra con la colaboración del Instituto Cervantes, el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) y la Asociación de Creadores de Moda de España, así como de diversas instituciones belgas y húngaras, junto con el Ayuntamiento de Bruselas.
Del 3 de febrero al 9 de mayo de 2010, el Palacio de Bellas Artes de Bruselas acogerá «El Greco 1900», una exposición que rememora el olvido que sufrió el pintor hispano griego hasta que la Institución Libre de Enseñanza realizó un estudio sobre su obra en 1908.
La música también tendrá protagonismo en la agenda cultural de la Presidencia española, con el Concierto Conmemorativo del 25 aniversario de la adhesión de España y Portugal a la Unión Europea, a cargo de la Orquesta Nacional de España. Los actos concluirán con un concierto en el que participarán más de 40 músicos de España, Bélgica y Hungría. Será el 26 de junio en el Recinto del Solar Decathlon de Madrid.
También se desarrollarán otros acontecimientos culturales durante el primer semestre de 2010 entre los que destacan el Centenario de la Residencia de Estudiantes, con diversos actos durante todo 2010, o la inauguración del Pabellón de España para la Exposición Universal que se celebrará de mayo a octubre en Shanghai y que es obra de la arquitecta Benedetta Tagliabue.
Zapatero arrancó ayer el periodo de Presidencia española de la Unión Europea con un mensaje cuajado de los lemas con que se maneja en la política nacional, incluido el de la «economía sostenible», y postulándose para alumbrar a la UE hacia una salida socialdemócrata de la recesión que en España, con su gobierno, ofrece los peores datos de paro en el presente y las más negras previsiones para 2010.
Sin complejos y ajeno a las cifras de destrucción de empleo, déficit público, productividad o retroceso del PIB con que la economía española ha cerrado el año, el jefe del Ejecutivo anuncia su propósito de dar lecciones para afianzar una economía «cada vez más productiva, más innovadora y más sostenible» y aprovecha para defender «el Estado del Bienestar» y «las políticas sociales» que, a su juicio, son el símbolo de la Unión Europea. Con Zapatero, España dobla la media de paro de los países de la Unión y llegará al 20 por ciento este año con un déficit público del 10 por ciento.
Zapatero estrena con esos mensajes una página de internet específica para su Presidencia Europea (www.eu2010.es) en la que asegura que España asume «con su mejor entusiasmo» la tarea de sacar a la Unión de la crisis y sentar las bases de una nueva economía, «sostenible», por supuesto.
Este será el cuarto periodo de presidencia española de la UE desde 1986 (ya lo desempeñaron antes antes Felipe González y José María Aznar) y el primero de responsabilidades compartidas con el nuevo cargo «fijo»: el presidente permanente del Consejo, Herman Van Rompuy.
Recetas y pistas
Zapatero derrocha europeísmo al equiparar los intereses de la Unión con los nacionales, se fija como «gran tema» de los próximos seis meses la lucha contra la crisis y adelanta sus primeras recetas: es fundamental que las empresas sean más productivas y los trabajadores más «capacitados». No da pistas sobre cómo hacerlo.
A pesar de que las grandes potencias de la Unión como Alemania y Francia ya han empezado a salir de esa crisis con iniciativas contrarias a las tomadas por Zapatero en España -rebajas de impuestos, reformas o grandes acuerdos nacionales- el presidente del Gobierno español se explaya en defender las teorías, genéricos buenos deseos o eslóganes con que se mueve en la política nacional. «Hay que promover valores de cooperación, paz y diálogo entre todos los pueblos y naciones», añade en su mensaje.
Además, el jefe del Ejecutivo fija otra tarea «esencial» en su Presidencia: «La extensión del principio de igualdad entre hombres y mujeres y la consolidación de los nuevos derechos de ciudadanía».
Zapatero proclama que habrá que hacer algún cambio para acercar las instituciones europeas a los ciudadanos y destaca la oportunidad que supone este semestre para «convertir a España en un factor cada vez de más fuerza en el contexto internacional». En el vídeo, también aparece Van Rompuy para declararse «feliz» por empezar su mandato con la presidencia rotatoria de España.
06/01/2010 12:11 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Fundación Mapfre la exposición 'Impresionismo'

20100114161136-el-20tocador-20de-20pifano-20manet.jpg

Como los impulsores de un nuevo Renacimiento, como los creadores de una nueva sensorialidad, de un nuevo exotismo, de otra rebeldía. Así presenta la Fundación Mapfre la exposición 'Impresionismo', que acoge estos días en una de sus dos sedes madrileñas (Paseo de Recoletos, 23).

Una muestra realizada en colaboración con el Museo d'Orsay de París (cerrado por obras) y que atrae a los grandes maestros del movimiento fundacional de la modernidad artística en Europa. Eduard Manet es, de algún modo, el oráculo de la cita. Con él empieza y con él acaba un recorrido que reúne 90 obras entre las que destacan algunas obras maestras de Monet, Renoir, Sisley, Pissarro y Cézanne, entre otros.

Muchas de esas piezas no habían salido antes de la pinacoteca francesa, como sucede con el 'Retrato del general Prim', de Regnault, o 'El globo' y 'La paloma', dos piezas significativas del extraño Puvis de Chavanne.

"Esta exposición responde a una vieja idea: la de presentar el nacimiento del arte moderno", comenta Pablo Jiménez Burillo, director general del Instituto de Cultura de la Fundación Mapfre. "El Impresionismo surge en un momento dramático, el de la Comuna de París. Y estos artistas piensan que deben abrirse en sus obras a una realidad más verdadera, a la Naturaleza".

De ahí el entusiasmo, de un lado, y la extrañeza, de otro. Ambos registros colisionan en su pintura. "Con ellos el arte vuelve a empezar de una manera distinta", afirma Jiménez Burillo.

Entre las piezas de la muestra destacan algunas imprescindibles como 'El pífano', de Manet; 'La estación de Saint-Lazare', de Monet; 'La balançoire', de Renoir; 'El golfo de Marsella visto desde L'Estaque', de Cézanne; o 'La clase de danza', de Degas.

14/01/2010 16:11 Miguel Angel Rodriguez Urosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.